En una situación de incomodidad y de tensión intensa, una persona puede tener la tentación de tomar medicamentos como la aspirina y otros calmantes recetados o no por el medico. Tomar un calmante no es grave si es ocasional. Lo que si es grave es pensar que estos medicamentos son la solución de las dificultades resultantes del estrés. Estas drogas sólo modifican las percepciones que el ser tiene de su cuerpo. Como sentimos menos la incomodidad, pensamos que las cosas se han arreglado, pero los flujos bloqueados están todavía ahí, idénticos; incluso tienen tendencia a agravarse. La incomodidad aumenta y hay que tomar mas drogas para encontrarse bien de nuevo. Añadamos para terminar, que estas drogas son, lo queramos o no, tóxicas y se acompañan de efectos no desdeñables sobre las estructuras encargadas de drenar el cuerpo, lo que agrava todavía mas la situación.

dormir.jpg

 Muchas personas son sensibles a las características de la cama en la que duermen. La cualidad de la cama puede ser importante para el bienestar vertebral. La posición tumbado durante las horas de sueño es muy importante para la columna vertebral, pues es durante este período cuando se relaja e intenta compensar la compresión prolongada que ha padecido durante el día. En una persona joven y con buena salud, puede existir una diferencia de casi un centímetro de altura entre la noche al acostarse y la mañana al levantarse. Esta diferencia se explica por la rehidratación de las estructuras vertebrales, sobre todo de los discos, que se recargan de líquidos cuando no están sometidos a la compresión durante un tiempo suficiente. Esta facultad disminuye gradualmente con la edad. Los intentos por practicar la relajación sobre una base demasiado blanda, no han sido muy positivos. En esas condiciones el cuerpo no dispone de un punto de apoyo lo suficientemente firme como para darle una referencia y no puede relajarse por completo. El cuerpo no puede determinar su grado de relajación sino percibe una respuesta por parte de la base de apoyo a su peso y a su relajación. Una cama demasiado blanda no da al cuerpo referencias para establecer una buena relajación, no se consigue un buen descanso de la columna. Ésta es la razón por la cual una cama debe ser rígida, lo que no quiere decir dura.

espalda.jpg 

Existen dos tipos de escoliosis. Una es ligera y corresponde a la dismetría del cráneo y la pelvis. Es lo que llamamos en el niño la actitud escoliótica. La osteopatía trata con éxito este tipo de escoliosis. Intenta devolver una mejor simetría al cráneo y a la pelvis. Esto depende de la edad del niño; cuanto más nos alejamos del nacimiento, más dificil resulta la modificación de la estructura craneal. A partir de los 8 o 9 años la osificación del cráneo está demasiado avanzada, la estructura casi no es modificable. Existe otro tipo de escoliosis mucho mas grave, que evoluciona más deprisa hacia curvas catastróficas. Esta evolución se produce a menudo en el momento del tirón en el crecimiento, que marca el principio de la pubertad. La colocación de un arnés en un niño que presenta una gran deformación escoliótica y fuertes tensiones membranosas craneales,  puede, por otra parte provocar la agravación de la escoliosis a causa del aumento repentino de tensión, impuesto al sistema craneosacro por la prótesis.

cara-ger.jpg

La osteopatía, del griego osteon (hueso) y patos (enfermedad), es una medicina manual muy sutil. Es considerada como el arte, la ciencia o la técnica para diagnosticar y tratar el disfuncionamiento del cuerpo humano por medio de manipulaciones que tienen por objetivo mejorar la estructura musculo-esquelética. El osteópata, manipulando el sistema musculo-esquelético busca conocer si el sistema de articulaciones y músculos está correctamente alineado y si funciona bien, o si por el contrario un accidente, una mala posición, o el estrés psicológico lo han alterado. En la teoria de la osteopatía, ésta alineación del sistema musculo-esquelético provoca un disfuncionamiento local o regional de las funciones nerviosas y así una alteración de las funciones de los diferentes órganos vitales. A partir de hoy pretendo publicar con frecuencia artículos, noticias y cualquier información referente a la osteopatía, que espero sirvan para divulgación de la misma.

Germán Oliva. Osteópata 

 

Sa.na 918 472 343

Tratamientos osteopáticos
C/ Huertas 7, 1º. Colmenar Viejo, Madrid
julio 2017
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Comentarios recientes

Marta Cabezas en Escoliosis y osteopatía
Lorena en Escoliosis y osteopatía
Lucía en Escoliosis y osteopatía
Anónimo en Escoliosis y osteopatía
Vicky en Escoliosis y osteopatía